Carolina Sweets desnuda y a la nata para una buena follada

Desde que tiene memoria, Carolina siempre ha tenido todo lo que deseaba materialmente. Y hoy va a dar un paso mas haciendo realidad uno de esos sueños eróticos que habia leido en aquellos cuentos eróticos que alguna amiga le dejo tiempo atrás. La sorpresa se la lleva su amigo negro que aun no sabe donde hoy va a meter su hermosa polla, Después de invitarlo a una sesión privada, se asegura de vestirse para impresionar. Una vez que han comido una buena comida que ella ha preparado especialmente, Carolina le pregunta si quiere postre. No hay premios por adivinar lo que hay en el menú, y es realmente dulce.

Gente18

Scroll to top